Leche condensada sin lactosa





Desde que me diagnostiqué que era intolerante a la lactosa, sí, sí, lo hice yo, hace 15 años en mi ciudad no había pruebas para diagnosticar una intolerancia a la lactosa. El especialista en digestivo me insinuó qué, por los síntomas que le había comentado tenía desde hacía meses, podía ser una intolerancia a la lactosa ( cosa que yo ya sospechaba y por eso acudí a su consulta)  y lo que mejor podía hacer, sería investigarlo yo misma, si tomaba leche y me sentaba mal (blanco y en botella leche...). Pues eso hice, como ya llevaba con el experimento varios meses, ese mismo día me diagnostiqué mi intolerancia a la lactosa y ahí comenzó una etapa de estudio, investigación y reducción de alimentos en mi dieta diaria, como por ejemplo la leche condensada sin lactosa.
No es que tomara mucha leche condensada, pero tuve que eliminar todos los postres que la llevaban y, son unos pocos... pero poco a poco fueron saliendo recetas para hacer la leche condensada sin lactosa y volví a incorporarla a mis postres, sobre todo estos que son tan rápidos y fáciles de hacer, los que no llevan horno y los que te vienen fenomenal en caso de urgencia. ¿ Y cómo es que no te lo había contado antes ? tienes mucha razón, una cosa así debería habértela contado hace muuuucho, pero algunas veces me pasa, son recetas tan sencillas y simples que no le doy la importancia que se merece... mil disculpas.





Ingredientes Leche condensada sin lactosa:

200 gr. de leche sin lactosa
200 gr. de azúcar glace
20 gr. de mantequilla sin lactosa o margarina vegetal






Elaboración Leche condensada sin lactosa:

Mezclar en un cazo que después se pueda poner al fuego, la leche y el azúcar glace, mezclar hasta que desaparezcan los grumos.
Poner el cazo al fuego y añadir la mantequilla sin lactosa o margarina vegetal, mover sin parar y dejar que hierva unos 15 o 20 segundos, no dejes de mover, se puede pegar la leche en el fondo del cazo.
Apagar el fuego pasado el tiempo y seguir moviendo la mezcla unos 15 minutos. Ahora ya sin temperatura se irá evaporando el agua de la leche poco a poco... ¡ et, voila ! se convierte en leche condensada sin lactosa.





Notas :

- Puedes poner leche sin lactosa en polvo para reducir el tiempo de elaboración. Simplemente añadir agua a la leche en polvo y el azúcar. Para mí es difícil encontrar leche en polvo sin lactosa y, mezclar durante 15 minutos tampoco me parece que sea agotador, pero si tienes prisa y tienes la leche en polvo a tu alcance, adelante...
- La grasa de la mantequilla o margarina juega un papel importante en el resultado final, pero siempre hazlo a tu gusto.
- El proceso con leches vegetales es el mismo, puedes usar soja, almendras, avena, coco...
- La puedes usar en postres tan deliciosos como la tarta de queso NY ( cheesecake New York) tan de moda últimamente, para un café bombón, un barraquito (café canario), cremas, helados y una larga lista de recetas que estoy segura tienes guardadas.
- Si duplicas las cantidades ten en cuenta también el tiempo de evaporación del agua de la leche.
- Hay montones de recetas en la red si te decantas por la leche en polvo, Orielo's Kitchen me gusta.





Ana Sánchez.

Comentarios

Populares