Pan de espelta integral


De nuevo otra de pan. Un pan de espelta integral. Este pan  es una extraordinaria fuente de fibra, hidratos de carbono,  sales minerales  como  el magnesio, fósforo, hierro  y potasio, y  vitaminas A, B y E,  contiene muy poca sal. Su consumo diario reduce los niveles de colesterol y regula el metabolismo. La harina de espelta es una variedad de trigo ideal para el cultivo ecológico, ya que por un lado tiene una gran resistencia a las plagas y diferentes parásitos y por otro soporta muy bien climas adversos y terrenos poco propicios (soporta bien el frió y la falta de agua).


Ingredientes:

500 g. de harina de espelta integral
400 g. de agua tibia
100 g. de harina de fuerza
15 g. de levadura fresca
8 g. de sal





Elaboración:

Pondremos todos los ingredientes excepto la levadura y el agua dentro de un recipiente  de base cóncava       ( yo lo puse en el vaso de la amasadora)
Comenzaremos a amasar e iremos agregando el agua hasta incorporarla del todo. No dejes de amasar hasta que la masa haya absorbido el agua y se forme una especie de engrudo, entonces la extraeremos del recipiente y la pondremos encima de la mesa donde la vayamos a trabajar, previamente enharinada. Ahora golpeamos la masa ligeramente sobre la mesa de trabajo, estírala y doblala sobre ella misma para que se oxigene atrapando aire, repetiremos varias veces hasta que la masa se vaya despegando. Dejaremos descansar la masa unos 10 minutos y le pondremos la levadura y un poquito de agua en el centro. Seguiremos amasando hasta que la levadura esté totalmente disuelta, la masa quede lisa de nuevo y se despegue perfectamente de la mesa de trabajo. Formaremos una bola y la colocaremos en un recipiente y la taparemos con un paño húmedo.

Para realizar el proceso con la amasadora, pondremos en el vaso la harina, la levadura, y la sal, pondremos en marcha la amasadora a una velocidad lenta, añadiremos el agua poco a poco hasta que la harina la haya absorbido, ahora es cuando incrementamos la velocidad y dejaremos que la amasadora realice su trabajo por espacio de unos 8 o 9 minutos. Pasado el tiempo retiramos la masa, hacemos una bola y la dejamos reposar en un recipiente enharinado y la tapamos con un paño húmedo. 

Dejaremos reposar la masa 45 minutos. Pasado este tiempo dividiremos la masa en dos piezas de 450 gr. cada una aproximadamente. Formamos dos bolas y dejamos reposar 15 minutos.
Moldeamos dos barras sin puntas y las ponemos dentro de moldes de aluminio o silicona untados previamente con aceite de oliva.
Dejaremos fermentar las piezas en un lugar cálido de la cocina durante 60 minutos, seguimos tapando con el paño húmedo.
Calentamos el horno a 250º  C generando vapor colocando un recipiente con agua dentro del horno. Cuando el pan ya ha fermentado, mojamos los moldes con un pulverizador de agua por los lados y por arriba, realizamos un  corte a la masa con una cuchilla o cuter y los metemos en el horno, bajamos la temperatura a 190 º C y horneamos 35 minutos. Cuando haya terminado la cocción, los colocaremos sobre una rejilla y los dejaremos enfriar.  Podéis ponerle frutos secos y frutas secas (antes de terminar el amasado).
Espero que os guste..................


4 comentarios:

  1. Con q lo acompañamos...

    ResponderEliminar
  2. Prueba con esto de momento!!!!!
    http://contapasyaloloco.blogspot.com/2011/02/mousse-de-atun.html

    Buenísimo.....;-)

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta tiene ese pan. Yo lo acompañaría con un paté de pimientos, con patés variados, o con cualquier queso crema ^^

    Marga

    ResponderEliminar
  4. Buena combinación... Ummmmmmmmmmm

    ResponderEliminar

Gracias por vuestras visitas y comentarios, un placer teneros por aqui...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...