Rosquillas fritas



Receta típica de la gastronomía de Castilla y León. Las rosquillas fritas se han elaborado durante años en todas las familias, bien en las fiestas de los pueblos, por el día de los "Santos" ( 1 de noviembre ), los días de  "La Matanza", cualquier ocasión es buena para hacer rosquillas fritas. Mi receta viene de mi tía Encarna, con su receta autentica en cucharadas y harina la que admita, jajajaja, me encanta... La he tuneado o mejor dicho fusionado con la receta que he sacado del libro de la gastronomía de Castilla y León. Os dejo las dos para que hagáis la que más os guste, la de mi tía o la mía.



Ingredientes Rosquillas fritas:

3 Huevos 
400 gr. de harina de repostería
150 gr. de azúcar
150 ml de aceite de oliva suave o girasol
25 ml de anís
50 ml de aguardiente
corteza de 1 limón
16 gr. de levadura en polvo
azúcar glasé o en grano
aceite de girasol para freír




Freímos la corteza del limón ( para aromatizar ) en los 150 ml de aceite de oliva suave o girasol a fuego bajo unos 10 minutos, dejamos que infusione, apagamos el fuego y esperamos que atempere.
Mientras se enfría el aceite batimos los huevos con el azúcar hasta que espume la mezcla, añadimos los licores, mezclamos e incorporamos poco a poco sin dejar de mover el aceite colado ya frío.
Mezclamos la levadura con la harina y la echamos poco a poco a la masa, movemos con movimientos envolventes hasta conseguir una masa mas bien pegajosa. Hacemos una bola y la dejamos reposar en el frigo unos 30 minutos, algunas personas dejan la masa hecha de un día para otro, les gusta que esté más asentada y que haya cogido todo el sabor de los ingredientes, yo también lo prefiero pero si tenemos prisa... con medía hora en el frigo nos puede servir.
Mientras la masa reposa ponemos a calentar abundante aceite de girasol en un recipiente ancho y alto, debe estar caliente pero sin humear.
Hacemos bolas con la masa procurando que sean todas iguales, hacemos un agujerito en el medio y las vamos friendo por ambos lados en la sartén o recipiente elegido hasta que las veamos doraditas.
Si vemos que la masa se nos pega a las manos nos las untamos con un poco de aceite, sin abusar, que la masa ya lleva lo suyo.
Otra forma de hacer las rosquillas es coger una bola de masa, hacer un churro con ella y unir ambos extremos, echar a la sartén con el aceite caliente y freír por ambos lados hasta que se dore.
Las sacamos de la sartén y las dejamos sobre papel absorvente unos minutos, después las pasamos por azúcar en grano y las dejamos sobre una bandeja o las ponemos sobre la bandeja y espolvoreamos con azúcar glasé.

Nota: 
- Recetas de rosquillas fritas hay una por cada persona que las elabora, la mía es de mi tía Encarna con mi toque personal. He sacado los ingredientes a gramos y mililitros para que os sea más fácil. Pero, por si tenéis curiosidad os dejo la receta original de mi tía Encarna:
2 Huevos, 1 sobre de levadura en polvo, 1/2 cucharadita de bicarbonato, 2 cucharadas soperas de aguardiente, 9 cucharadas soperas de leche templada, 5 cucharadas soperas de aceite de girasol, 9 cucharadas de azúcar y harina la que admita. La elaboración es la misma que os he explicado en mi receta.
La única diferencia está en la leche que yo no le pongo por mi intolerancia y que le ha añadido anís y corteza de limón.
- La receta que yo hago la he sacado del Libro de "La Gastronomía de Castilla y León". 
- Al final he unido las dos recetas y la he elaborado a mi manera.



¡¡¡ Que lo disfrutéis !!!

ANN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...