Tarta rústica creativa



Tenía muchas ganas de hacer una tarta rústica, me encantan estos tipos de presentación, son muy divertidos, eso de dejar la crema a medias, que no importe el que no quede del todo cubierta, colocar un montón de cosas encima, la verdad que me he divertido mucho haciéndola. Con esta tarta hemos felicitado a Álvaro por su cumpleaños, disfruta de tu día... ;-)




Ingredientes:
Relleno y cobertura
100 gr. de azúcar
250 gr. de mascarpone
300 ml de nata montada
1 cucharadita de leche en polvo
1 cucharadita de cremor tártaro
  
Batimos el queso mascarpone con el azúcar. Montamos la nata con la leche en polvo y el cremor tártaro. No os olvidéis que la nata debe estar muy fría.
Mezclamos con la crema de queso con movimientos envolventes y reservamos en el frigo.

Salsa de caramelo
150 ml de nata
25 gr. de azúcar

En un recipiente dejamos que se vaya deshaciendo el azúcar convirtiéndose en caramelo y cuando ya lo tengamos con mucho cuidado añadimos la nata y no dejamos de remover hasta mezclar totalmente. Reservamos.


Bizcocho
4 huevos
250 gr. de azúcar
250 ml de leche
250 ml de aceite de girasol
250 gr. de harina
1 sobre de levadura química
pizca de sal
3 cucharadas de cacao puro en polvo
3 cucharadas de harina
Galletas oreo pequeñas
Barritas de Kinder Bueno (chocolate con leche y choco blanco)
Bombones
Filipinos de chocolate negro
Mikado de chocolate con leche


Batimos los huevos con el azúcar hasta que triplique su volumen. Añadimos la leche y el aceite, mezclamos. Por último añadimos la sal y la harina con la levadura, mezclamos bien. Separamos la masa a partes iguales en dos recipientes. A uno le ponemos el cacao puro en polvo y a la otra las cucharadas de harina. La masas deben quedar con la misma consistencia aproximadamente, podemos añadir un poco de leche para rectificar si fuera el caso.
Vamos colocando en el molde las masas a cucharadas, por ejemplo dos cucharadas de masa crema y por encima dos cucharadas de masa de cacao hasta terminar con las masas. veremos que van haciendo círculos.
Horneamos 45 minutos a 180º, acordaos de precalentar el horno unos 5 o 10 minutos antes de meter el molde en el horno.
Pasado el tiempo comprobamos que esté cocido con una aguja finita, pinchamos y debe salir limpia; si está terminado el horneado lo sacamos y dejamos que se enfríe antes de desmoldar.
Me gusta dejarlo un par de horas en el frigo, antes de cortarlo al medio con mucho cuidado, para posteriormente rellenarlo con la crema de queso.
Si lo queréis rústico dejarlo imperfecto, que se vean zonas menos cubiertas.
La decoración a vuestro gusto, yo le he colocado todo en trocitos menos los bombones.
Al final lo he bañado un poco con salsa de caramelo.


¡¡¡ Que lo disfrutéis!!!

ANN


2 comentarios:

Gracias por vuestras visitas y comentarios, un placer teneros por aqui...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...