Patatas bravas


¡¡¡Una de bravas!!!
¿Os suena ? me encanta oír esta expresión cuando visitamos un bar típico de patatas bravas, mi otra mitad se vuelve loco... ¡¡¡le encantan las patatas bravas!!! 


Os dejo por aquí la historia de las patatas bravas según la wikipedia:

 Las patatas bravas —denominadas también patatas a la brava o papas bravas— son unas patatas cortadas en forma de dados irregulares de unos tres centímetros de tamaño aproximadamente y que están fritas en aceite y acompañadas de una salsa de tomate picante (para unos y con una base de pimentón y sin tomate para otros), denominada salsa brava, que se vierte sobre las patatas sirviéndose todo el conjunto caliente. Es un plato tradicional en la mayor parte de las regiones de España, donde suele tomarse acompañado de cerveza o vino, servido como una ración que contiene aproximadamente un cuarto de kilo de patatas, o como una tapa o aperitivo. La denominación «bravas» hace alusión a la fortaleza del picante que posee esta salsa.1 2 Suele considerarse una de las tapas más baratas debido al bajo coste de sus ingredientes.
El origen de este plato no está muy claro; hay quien lo atribuye a «Casa Pellico» y otros dicen que se empezó a servir en «La Casona», ambos bares madrileños y ya desaparecidos. Lo que sí es cierto, es que fue sobre el año 1960 y que las colas alrededor de estos dos bares sólo para probar las patatas bravas fueron míticas. También existe mucha controversia sobre los ingredientes de esta salsa; básicamente se diferencian en dos vertientes, aquellos que defienden la presencia del tomate y otros que opinan que no debe llevarlo y que su color se debe a la presencia del pimentón.


Aquí empieza la polémica, blanco o negro, alto o bajo, arriba o abajo, aquí o allí, Madrid o Barcelona, picante o no picante, tomate o pimentón...
Yo voto por el pimentón, mis bravas no tienen tomate, así lo he decidido después de recorrerme un montón de bares y probar sus patatas bravas, por supuesto he eliminado antes todos los que ponen alioli y ketchup, ni de coña se me ha ocurrido probarlas...
No solamente las he probado en Madrid, también en Salamanca, Burgos, Zamora, Valladolid, Palencia y aquí me quedo, para otro día os cuento...  jejejejeje
Tampoco voy a nombraros todos los bares porque os aseguro que son muchos. Pues bien, al final me he decidido por hacer mi salsa de bravas muy, muy en la linea de la autentica con base de pimentón, por supuesto pimentón de la vera. 
Como ya os digo la base de esta salsa es el pimentón, el resto de ingredientes cada uno tiene sus preferencias, no os los voy a contar de momento porque aún sigo experimentando, aunque ya os digo que casi seguro me quedo con esta salsa, nos ha encantado ¡¡¡ es la mejor salsa de bravas !!! que le voy a hacer jejejeje no tengo abuela y digo que es la mejor salsa de bravas con la cabeza muy alta ;-) jajajajajaja, a mi familia le encanta,  mi otra mitad se vuelve loco con esta salsa, así es que queréis que os diga...


Lo que sí os indico, como sugerencia, es que para que os queden crujientes por fuera y blanditas por dentro, yo las hago al vapor una vez cortadas, las dejo enfriar y las frío en abundante aceite caliente. Están deliciosas...


Este artículo se lo dedico a mi familia, solo por lo que me aguantan se lo merecen todo... jajajajaja


¡¡¡Que lo disfrutéis!!!

Ann

2 comentarios:

  1. Cuando usted quiera las catamos las suyas y las su bar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy buena idea Anonimo, tu sí que sabes ;-)

      Eliminar

Gracias por vuestras visitas y comentarios, un placer teneros por aqui...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...