Solomillo Wellington con queso de oveja añejo a la pimienta negra




La autentica receta de solomillo wellington es un solomillo de buey ó ternera. En mi caso tenía un precioso solomillo de ibérico que me habían regalado y no dudé en hacerlo de cerdo. Además, con el queso de oveja añejo a la pimienta de Queseria La Antigua de Fuentesauco muchísimo mejor, es una receta #espectacular...
Este queso está madurado con pimienta negra que le da un toque picante delicioso, me ha gustado mucho su aroma y sabor, le da el punto justo para deleite del comensal.
Os animo a probar, os gustará.





Ingredientes.
Un solomillo de cerdo ibérico
Hojaldre (una lámina)
Queso de oveja añejo a la pimienta negra
Bacon
aove
escamas de sal
pimienta
1 huevo
salsa de cebolla y mermelada de higo:
cebolla caramelizada
Caldo de pollo
mermelada de higo (un par de cucharadas)



Rallamos unos 150 gr. de queso de oveja añejo a la pimienta negra, aunque dependerá un poco de la cantidad que os apetezca (ya sabéis a gusto del consumidor) y lo reservamos hasta su utilización.
Una vez tengamos limpio el solomillo de grasa, si queréis  cortáis un poco los extremos para que  quede mejor de presentación, lo salpimentamos y lo sellamos (a fuego fuerte) en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen. Bien sellado por todos los lados. Reservamos.
Colocamos papel film sobre la encimera, ponemos las tiras de bacon (depende un poco del largo del solomillo) sobre el papel film y encima  del bacon agregamos la cantidad de queso que queramos, yo puse todo el bacon bien cubierto, una buena capa; pimienta recién molida y cerramos siguiendo los pasos de Gordon Ramsey.
Como veis, lo deja un ratito en la nevera (40 ó 50 minutos) y después lo pasamos al hojaldre. Lo pintamos con huevo batido y no os olvidéis de hacer los cortes superficiales, a mi se me olvidó totalmente.
Horneamos a 200º unos 20 minutos. Así quedará en su punto, si lo queréis más hecho, cubrir el hojaldre por arriba y dejarlo unos minutos más.
Para la salsa podemos hacerla con antelación, preparamos la cebolla carameliza como os indico aquí, le añadimos caldo de pollo ( le ponemos poco a poco y vamos viendo el espesor que queremos) y unas cucharadas de mermelada de higos, batimos y salsa terminada.
La mermelada de higos yo la hago en la temporada que más se da la fruta, si pincháis en el enlace anterior os llevara a la de albaricoque, el procedimiento es el mismo, si queréis que sea menos dulce le ponemos 100gr. menos de azúcar, teniendo en cuenta que los higos son un poquito mas dulces quedará mejor, yo así lo hice.




Que la disfrutéis!!!

ANN


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...