#Diadelterror Lápidas de tostadas y chocolate

Orígenes paganos: los celtas y romanos

La actual celebración de Halloween poco tiene que ver con sus orígenes. Hoy en día ha sido integrada a nuestra cultura casi desplazando al Día de todos los Santos que se celebra el 1 de noviembre. La macabra noche incluye fiestas, difraces, dulces y mucho, mucho terror. Estos son los orígenes de Halloween.....
El origen de la fiesta de Halloween se remonta a muchos años atrás. Los celtas que habitaban Gran Bretaña y Francia llamaban a estas festividades Samhain, que marcaba el final del verano y por tanto de la cosecha, y el comienzo del solsticio de invierno y del año celta. Para los celtas el cambio de estaciones y las cosechas adquirían un significado mágico, por eso ese día celebraban “La Fiesta de los muertos”.

Creían que durante ese día los muertos atravesaban el límite que separaba un mundo de otro, y les visitaban. Los habitantes de los pueblos dejaban alimentos fuera de sus casas para complacer a los espíritus, ya que si no accedían a sus deseos podían ser presa de maldiciones y horribles conjuros. Los druidas Celtas, se vestían de una manera especial, pensando que así facilitaban la conexión entre este mundo y el del Más allá y que éstos vendrían a entregar mensajes a los vivos.

Hacia el año 43 después de Cristo, el Imperio Romano invadió la mayor parte del territorio celta y durante esa ocupación que duró alrededor de 400 años, se mezclaron las culturas dando paso a dos festivales de origen romano que se combinaron con Samhain.

Uno era llamado “Feralia”. Se celebraba el 31 de octubre que era el último día en que los romanos adoraban a sus muertos y al día siguiente, el 1 de noviembre conmemoraban “La Fiesta de Pomona”, en el que ofrecían regalos a la diosa de la fruta y los árboles. El símbolo de Pomona era la manzana, una fruta muy popular que después se incorporó a Samhain. De esta manera es como el primitivo Halloween de los celtas, el Samhain, pudo sobrevivir al paso del tiempo y conservar la mayor parte de sus ritos.

Con la llegada del cristianismo, la Iglesia no aprobaba estas celebraciones paganas y populares, e intentó por todos los medios y a través del Papa Bonifacio IV convertir ésta celebración en una religiosa. Así, se declaró el 1 de noviembre como “El Día de Todos los Santos” que honra a los santos y mártires, y en la que recordamos a los seres queridos que ya no están. (




El Logo es de @pasardelaire

Esta es mi aportación al día del terror. Unas lápidas de tostada con una cruz de chocolate que están de "Muerte"
Me he levantado pronto, y mientras preparaba mi #desayunodereinas que consiste en zumo de naranja natural, café o cola-cao con leche sin lactosa, cereales o tostadas con mermeladas caseras........ he dicho, y por que no hacemos las totadas diferentes? pues bien, ahí tenéis lo que salió, la verdad que las he hecho muy rapidito, los ruidillos que se escuchaban debajo de las lápidas me estaban dando mucho, mucho, mucho terror!!!!! que tenía mucha hambre vaya......!!!!!! jajajajajajajaja 
Como veis no tiene nada especial, pan de molde, chocolate y decoración de arena (migas de pan) y piedrecitas decoratibas.
El relato que os cuento al principio, es de por aquí, ya sabeis, no se si será cierto, como hay miles de historias sobre esta fiesta quedaros con la que mas os apetezca.

Que la disfrutéis!!!!

ANN

4 comentarios:

  1. Tal como está la cosa, una fiesta no viene mal, así que nos quedaremos con eso con la fiesta para alegrarnos un poquito.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, ya esta uno un poco hasta las narices de llorar, por la crisis, por los difuntos por todo..... Lo mejor es disfrutar y ser felices!!!!!! Muacssss

      Eliminar
    2. Que lapitas tan terrorificas ¡¡¡ Muy originales ¡¡¡

      Un Abrazo, Agustí Cangrejo Grande

      Eliminar
    3. Muy ricas en el desayuno...... un muac Agusti

      Eliminar

Gracias por vuestras visitas y comentarios, un placer teneros por aqui...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...